Seguidores

A thousand lies and a good disguise

Queridos amigos, solo quería comunicarles el dolor que siente una persona cuando todo le sale mal.
Y cuando todo sale mal te pones el disfraz, empiezas a contar mentira tras mentira pensando que al final te lo creerás tu sola, que ese dolor desaparecerá, pero no es así amigos. Ese dolor tan intenso, esa sensación que desgarra tu alma lentamente no se va, es más, todo se vuelve más intenso. Eres más receptiva a todo lo que hay a tu al rededor, lo ves todo con los ojos de una pequeña e insignificante persona.
Y te levantas todas las mañanas creyendo que hoy tendrás un buen día, por que no eres tu la que se obliga a caer en ese dolor tan opaco y sin salidas; pero cuando la ves, ves su sonrisa, cuando te mira a los ojos te das cuenta  que el  color oscuro recae sobre tus hombros y que pesa cada vez más.
Ese cariño que sientes hacía ella lo intentas proyectar de manera sutil, intentas pensar que el arduo camino te llevará en algún momento a la felicidad por que la necesitas, por que necesitas ver esa sonrisa, oír esa risa si no el peso que hay en tus hombros se hace tan pesado que sientes te ahogarás.

Algún día te sentarás a la orilla del mar y recordarás esos momentos con esa sonrisa. Recordarás aquella cancha de fútbol y aquellas películas, esa noche aun que esperes que sean más de risas, esos intercambios de música y verás que todo aquello quedo en el pasado y que porfin eres capaz de respirar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada