Seguidores

Point Blank

Tengo ganas de escribirte todo y no escribir nada.
De decirte todo y decirte nada.
Empezar con un Hola o con un Te odio.
De explicarte todo el daño que me has hecho.
De simplemente empezar de cero.
De presentar mis quejas.
De presentarme.
De recordarlo todo.
De olvidarlo todo.
Tengo ganas de contarte
Tengo ganas de callarme
Tengo ganas de escribirte y hay muchas probabilidades de que caiga en este viejo habito.
¿Por qué?
Porque lo fuiste todo.
Tengo todo y no tengo nada.
Yuxtaposiciones.

Pero en definitiva, tengo ganas de escribirte. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada