Seguidores

Felicidad

QUERÍA COMERME EL MUNDO.


Quería comerme todo lo que se antepusiese entre la felicidad y yo. 


Quise quise correr saltar bailar hablar enamorar desenamorar cotillear insultar perdonar reír sonreír...Quise tantas cosas, quise ser quien no era, quise ser yo misma, quise no ser nadie, quise que me viesen, quise que me olvidasen.
Quise tantas cosas.


Después de algún tiempo la gente madura, las cosas se vuelven más fáciles o puede que sencillamente se hacen más llevaderos los problemas. Cuando empiezas a beber de las cosas, a sentir cada minuto de tu vida, bueno, pues empiezas a ver lo verdaderamente bueno de la vida, empiezas a ser mas maliciosa, a creer en la codicia y en la avaricia de la gente. Dejas de ser esa niña que lo quiere TODO y empiezas a ser es chica que busca continuar.


Las cosas importantes no se miden en cantidad de lo que te haya ocurrido si no es cuantas de esas cosas han conseguido quitarte el aliento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada