Seguidores

Suddenly the world seems such a perfect place.

Come What May, I will love you, I will love you...

Ese aroma que produce el amor, esas sensaciones que conlleva querer a alguien, ese sentimiento que te embriaga siempre que puede, cada vez que lo ves, cada ve que lo sientes, siempre, día tras día.
Te levantas y todo es diferente, no te molesta tanto el echo de madrugar, no te molestar tener que arreglarte, no te molesta no tener tiempo para arreglarte.
De repente, de repente tu vida no depende de tantas personas, te da igual que pueda pensar tu vecino, si, ese chico tan guapo que pretendías impresionar por las mañanas o el chico más guapo de tu curso, aquel que llevas intentando impresionar seis años. No, ya nada de eso importa. A quien impresionas? A quien tienes ganas de ver? A quien mueres de ganas por besar? A ÉL 

Cuando estás segura de todo, cuando quieres vivir de la mano de alguien toda tu vida, solo puedes pensar en lo feliz que eres y serás el resto de tu vida, no tiendes a pensar en nadie más que no tenga que ver con EL, no te involucras tanto en la vida, sencillamente te dejas llevar, dejas que todo siga el curso que tenía pensado seguir, ya da igual, todo es fácil, como respirar. Lo único por lo que rezas aun que no está dentro de tus planes rezar es por que respirar no se convierta en algo costoso y horrible, opresor y machacante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada