Seguidores

Rumores, rumores everywhere.

Pensar que fueron seis meses en los que cerrábamos los ojos y sabíamos en quien confiar, pensar en todas aquellas maravillosas tardes en las que no había problemas, no habían celos ni un carga sobre nosotros.
Pensar que fueron seis meses en los que no creíamos que existiese más allá de nosotros dos.
Te quiero, te he querido y siempre te querré, quizá es una virtud o un defecto mío, pero siempre será así, da igual quien o que se ponga entre medias de ambos ya que siempre serás el hombre de mi vida.
Puede parecer infantil, inútil, desesperado, pero lo he tenido claro durante medio año y algo así de importante no se puede pasar por alto.
Podremos discutir sobre miles y miles de cosas, se que podemos por que hemos discutido un millón de veces pero creeme eso no contrarresta ni un mes de los que hemos estado juntos.
Quizá los rumores, quizá las personas no sepan donde meter sus narices y han decidido que nosotros somos una buena meta para ellos. Quizá quieren ver hasta donde son capaces de llegar para destruir algo que no estaba roto del todo.

Los rumores son como una bala, se disparan y hasta que no llegan a su objetivo no son capaces de destruir nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada